La magnífica fortaleza musulmana de Biar, de época almohade, es sin duda uno de los mayores atractivos de la villa de Biar, no solo por el monumento en sí, sino porque su privilegiado emplazamiento le permite dominar el valle a sus pies y, ofrecer al visitante, unas fabulosas vistas de todo el entorno.