Del 10 al 13 de mayo, se celebran anualmente en Biar una de las Fiestas de Moros y Cristianos más antiguas y singulares de cuántas se celebran en todo el levante valenciano. Son los días grandes por excelencia de la villa.

Rememoran las luchas entre almohades y las tropas del Rey Jaime I el Conquistador en 1245, que con la conquista de Biar para la Corona de Aragón, marcó la antigua frontera entre el Reino de Castilla y el de Aragón.

Como actos singulares y característicos está la “Bajada de la Virgen”, portada a hombros por biarenses desde el santuario la noche del 10 de mayo, con el encendido de cientos de hogueras en los montes que rodean la villa.
Otro acto singular es la medición y posterior baile de los Espias, que se lleva a cabo la tarde del día 11, y que finaliza con la llegada al castillo instalado en la Plaza para las embajadas, de la efigie de Mahoma. Es otro acto señero de estas Fiestas. En él se dan una mezcla de representación y folklore. Simboliza cómo las tropas moras disfrazadas intentaban conquistar la fortaleza.

También cabe destacar la Entrada de Moros y Cristianos, primer acto de participación masiva, que se lleva a cabo la tarde del 10 de mayo.

!Esperamos vuestra visita!

desfile